TENGO GANAS DE TI

TENGO GANAS DE TI, Federico Moccia.

Sin demasiados ejercicios de estilo, sin retorcimientos extremos, sin enroscamientos funambulísticos. Natural, lo más bonito. Besa como a mí me gusta. Sin tener que representarse, sin tener que reafirmarse, sencillo. Seguro, suave, tranquilo, sin prisa, con diversión, sin técnica, con sabor. ¿Puedo? Con amor ¡Dios mío! No, eso no. ¡Vete a la mierda, Step!

Tengo ganas de ti (“Ho voglia di te”) la segunda parte de tres metros sobre el cielo, ha vendido mas de tres millones de ejemplares, y ha conseguido que su historia  traspase la ficción y se convierta en realidad, haciendo que miles de jóvenes, al igual que los protagonistas de la novela, sellen su amor colocando un candado con sus nombres en el puente Malvio de Roma, y tirando la llave al Tíber, como metáfora de eternidad.

PONTE-~2

Al poco de publicarse la novela, el puente más antiguo de Roma se cubrió de candados. El Ayuntamiento de la ciudad tuvo que habilitar varios soportes para que las parejas inspiradas por Moccia pudieran expresar su amor sin que las farolas del puente se vinieran abajo.

429576055_fa5c13bff3

“Equíbocos humanos. Conjunciones astrales de un extraño destino.”

Irene Delgado Suárez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: