Una máquina expendedora… a la inversa

Envirobank es el nombre que reciben las nuevas máquinas creadas en Australia para ayudar a reciclar a sus habitantes.

Poseen lasmismas dimensiones de una máquina expendedora de bebidas pero funcionan a la inversa, y es que no hay que dar dinero para que nos de agua o refrescos sino que la máquina nos da dinero cuando depositamos en ella una lata de aluminio utilizada.

A parte de ese tipo de material, Envirobank también está programado para recibir PVC, vidrio, PEPT y HDPE

Esta máquina es capaz de almacenar hasta 3.000 latas, motivo por el cual pronto se empezará a expandir por todo el territorio australiano.

Esperemos que esta idea llegue al resto del mundo.

 

María Pilar Pérez

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: