Ladrón de doble función

Un extraño robo tuvo lugar hace unos días en Inglaterra. Un ladrón aprovechó que una de las casas del lugar estaba vacía para llevarse algo. Lo curioso del asunto es que el ladrón paró un momento su actividad para dar de comer al gato de sus víctimas.

La policía está verdaderamente desorientada por la tan poco común actividad del ladrón, porque no saben si hico esa acción para despistar o con algún otro fin concreto. Bueno… el caso es que según los criminólogos que investigaron el lugar, el delincuente habría dado de comer a la mascota familiar y luego procedió a hacer su actividad, robar.

Desde luego es un caso sin resolver, y creo que  será difícil de resolver por la policía de Inglaterra…

Adrián B.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: