RFID (Radio Frequency IDentification)

La RFID o Identificación por Radiofrecuencia es una tecnología en desarrollo pero cada día más usada con una principal función, la identificación de objetos. Los componentes de esta tecnología consisten en un microchip generalmente impreso en un soporte papel, como puede ser una pegatina RFID, formada por un minúsculo condensador y una antena enrollada alrededor del microchip. El microchip es el encargado de almacenar la información. El condensador o batería en estas etiquetas está formado por milimétricas láminas de compuestos químicos que proporcionan energía a través de las reacciones oxidación-condensación y que proporcionan un voltaje en los bornes de 1.5V proporcionando energía suficiente para el perfecto funcionamiento durante varios años. Otros dispositivos (los pasivos) no llevan baterías sino un simple condensador ya que captan la energía electromagnética de los propios detectores y se autoalimentan para recibir una orden y generar una respuesta. Sin embargo hay dispositivos como por ejemplo los que se utilizan en los peajes de las autopistas que disponen de baterías formadas por compuestos que duran en estado de actividad hasta diez años.  La antena en muchos casos es de una longitud de 15 a 20 centímetros  y es capaz de enviar ondas de media o alta frecuencia entorno a los 2 y 100 metros.

RFID

Las etiquetas RFID no han de ser confundidas con otras similares utilizadas en las tiendas para evitar hurtos, ya que el funcionamiento de estas es diferente (funcionan pasivamente interrumpiendo un campo electromagnético inducido por dos detectores). Sin embargo estas etiquetas sí que en un futuro y ya en algunas tiendas se utilizarán como sistema de pagado automático. Cada artículo dispondrá de una etiqueta RFID con más información de la cual ahora disponen los códigos de barras, y a través de un detector en la línea de caja con solo pasar el carrito será posible obtener la información detallada de los artículos incluyendo el precio, teniendo solamente que pagar la compra. Este sistema evitaría tener que realizar largas colas para pagar e incluso podría evitar la compra de productos caducados no retirados por el personal. Sin duda si el sistema aun en estudio fuera factible la mayoría de la población lo acogería con las manos abiertas no como los nuevos sistemas en los que el consumidor debe escanear en código de barras de todos los artículos.

Este sistema también se ha utilizado en seres humanos mediante un implante, para la auto localización o en discotecas para evitar pagar manualmente todas las consumiciones. En muchos animales este sistema lleva funcionando durante muchos años. Cada vez este sistema se está usando más como en los Forfait, seguimientos de paquetes, aeropuertos… 

forfait

Sergio Ramón 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: